Opciones
Menú Principal
Inicio
Nuestra Firma
Filosofía de Trabajo
Áreas de Práctica
Consultas Online
Contrato a Medida
Seguimiento Online
Revision Contratos
Defensa Consumidor
Notas de Interés
Estac. de Servicio
Municipalidades
Noticias
Humor
Opinión
Management
Contacto
Boletín Gratuito
Prensa
Contador de Visitas

702131


Principal > Notas de Interés > Derecho Civil > Caracterí­sticas basicas de la Responsabilidad Civil >
Caracterí­sticas basicas de la Responsabilidad Civil

El presente es una breve SíNTESIS sinóptica referida a la Responsabilidad Civil, debiéndose advertir que el enfoque utilizado parte de la premisa de adoptar una estructura simplificada (en un tema particularmente complejo), en atención a que los destinatarios del presente no son hombres de derecho sino gente común, no versada en leyes, por lo que se persigue dar un panorama eminentemente practico y comprensible, eludiendo la utilización de términos demasiado técnicos, pero citando la normativa legal especifica.

Por otro lado, se han obviado la mayorí­a de los ejemplos, aclaraciones y comentarios para no hacer tan recargado el trabajo. Los artí­culos que se citan son del Código Civil.

 

 

  1. Fundamento:

 

Vivir en sociedad da por hecho o implica el NO DAÑAR al otro.
Los romanos usaban la fórmula “NEMINEM LAEDERE” (el menor daño posible al prójimo).
 

En consecuencia, surge como obligación REPARAR, REPONER o INDEMNIZAR el DAÑO CAUSADO. Tal el origen de la RESPONSABILIDAD.
 

2.       Estructura Sinóptica:
Con las limitaciones propias de toda representación, trataremos de fijar gráficamente las relaciones entre los distintos conceptos a analizar:
 

* Para que haya lugar a una indemnización:
 

Debe existir un obrar humano en alguna órbita o área:

  • CONTRACTUAL
  • EXTRACONTRACTUAL

 

3.       Orbita Contractual y Extracontractual:
 

Los seres humanos interactúan entre si de modo permanente y cotidiano.
En algunos casos mediante acuerdos (órbita contractual) y en otros sin haberlo establecido de modo previo (ORBITA EXTRACONTRACTUAL).-
 

ARTICULO 499: No hay obligación sin causa, es decir, sin que sea derivada de uno de los hechos, o de uno de los actos lí­citos o ilí­citos, de las relaciones de familia, o de las relaciones civiles.
 

En todos los casos, para que pueda exigirse a otro el cumplimiento de una obligación (en este caso nos referimos a la REPARACIí“N DE UN DAÑO), debe haber una CAUSA.
 

3.1.    Orbita Contractual:
 

En este caso el fundamento esta en la propia voluntad de las partes:
ARTICULO 1197: Las convenciones hechas en los contratos forman para las partes una regla a la cual deben someterse como a la ley misma.
 

La ley, no hace otra cosa que reconocer ese marco de acuerdo y brindar las herramientas para requerir su cumplimiento (o la reparación del daño cuando se lo ocasiona mediante el incumplimiento).
ARTICULO 505: Los efectos de las obligaciones respecto al acreedor son:
1ª. Darle derecho para emplear los medios legales, a fin de que el deudor le procure aquello a que se ha obligado.
2ª. Para hacérselo procurar por otro a costa del deudor.
3ª. Para obtener del deudor las indemnizaciones correspondientes.
 

Respecto del deudor, el cumplimiento exacto de la obligación le confiere el derecho de obtener la liberación correspondiente, o el derecho de repeler las acciones del acreedor, si la obligación se hallase extinguida o modificada por una causa legal.
 

 

3.2.    Orbita Extracontractual:
 

En cambio, el fundamento para aquellos casos en que las partes no poseen acuerdos previos, surge de aquel principio general del “NEMINEM LAEDERE” que la ley recepta:
ARTICULO 1066: Ningún acto voluntario tendrá el carácter de ilí­cito, sino fuere expresamente prohibido por las leyes ordinarias, municipales o reglamentos de policí­a; y a ningún acto ilí­cito se le podrá aplicar pena o sanción de este código, sino hubiere una disposición de la ley que la hubiere impuesto.
 

Debemos advertir que habrá casos en que el DAÑO NO CONVENIDO será causado A SABIENDAS Y VOLUNTARIAMENTE, en este caso estaremos frente al DELITO; en otros será ocasionado por CULPA O NEGLIGENCIA y estaremos frente al CUASIDELITO; finalmente y como moderna concepción del equilibrio social, existen hipótesis en que la ley PRESUPONE UNA RESPONSABILIDAD originada en la TEORIA DEL RIESGO, también conocida como RESPONSABILIDAD OBJETIVA.-
 

3.2.1. Delito:
 

ARTICULO 1072: El acto ilí­cito ejecutado a sabiendas y con intención de dañar a persona o los derechos de otro, se llama en este código “delito”.
 

Lógicamente, éste da lugar a su reparación:
ARTICULO 1077: Todo delito hace nacer la obligación de reparar el perjuicio que por él resultare a otra persona.
 

 

3.2.2. Cuasidelito:
ARTICULO 1109: Todo el que ejecuta un hecho, que por su culpa o negligencia ocasiona un daño a otro, está obligado a la reparación del perjuicio. Esta obligación es regida por las mismas disposiciones relativas a los delitos del derecho civil.
La Culpa es la omisión de los cuidados exigidos por la naturaleza del hecho, las personas intervinientes, el tiempo y lugar en que ocurrió el suceso; y la culpa no admite distinción en grados, por lo que aún la mas leve, compromete la responsabilidad del autor.
 

Cuando por efecto de la solidaridad derivada del hecho uno de los coautores hubiere indemnizado una parte mayor que la que le corresponde, podrá ejercer la acción de reintegro.
 

3.2.3. Teorí­a del Riesgo:
ARTICULO 1113: La obligación de quien ha causado un daño se extiende a los daños que causaren los que están bajo su dependencia, o por las cosas de que se sirve, o que tiene a su cuidado.
 

En los supuestos de daños causados con las cosas, el dueño o guardián, para eximirse de responsabilidad, deberá demostrar que de su parte no hubo culpa; pero si el daño hubiere sido causado por el riesgo o vicio de la cosa solo se eximirá total o parcialmente de responsabilidad acreditando la culpa de la ví­ctima o de un tercero por quien no debe responder.
 

Si la cosa hubiese sido usada contra la voluntad expresa o presunta del dueño o guardián, no será responsable.
 

4.       Daño:
 

Para que exista obligación de responder, previamente debe existir un DAÑO y un RESPONSABLE del mismo (con varios “ingredientes” tales como la relación de causalidad, la imputabilidad, la antijuridicidad y otros que se desarrollan a continuación).
 

DAÑO: Toda lesión o menoscabo de un interés.
Artí­culo 1.068: Habrá daño siempre que se causare a otro algún perjuicio susceptible de apreciación pecuniaria, o directamente en las cosas de su dominio o posesión, o indirectamente por el mal hecho a su persona o a sus derechos o facultades.-
 

Artí­culo 1.111: El hecho que no cause daño a la persona que lo sufre, sino por una causa imputable a ella no impone responsabilidad alguna.-
 

Para que sea indemnizable debe ser:
CIERTO (no eventual, o hipotético o conjetural).
SUBSISTENTE (que no lo haya reparado el autor).
 

Pueden ser:
 

•        Patrimoniales
•        Extrapatrimoniales
 

4.1.    Daños Patrimoniales:
 

Cuando el daño se ocasiona en la ORBITA CONTRACTUAL:
Artí­culo 519: Se llaman daños e intereses al valor de la pérdida que haya sufrido, y el de la utilidad que haya dejado de percibir el acreedor de la obligación, por al inejecución de ésta a debido tiempo.”
 

Y otro tanto ocurre cuando deviene de la ORBITA EXTRACONTRACTUAL.-
 

Artí­culo 1069: El daño comprende no sólo el perjuicio efectivamente sufrido, sino también la ganancia de que fue privado el damnificado por el acto ilí­cito, y que en este código se designa por las palabras “perdidas e intereses”.
 

Los jueces, al fijar las indemnizaciones por daños, podrán considerar la situación patrimonial del deudor, atenuándola si fuere equitativo; pero no será aplicable esta facultad si el daño fuere imputable al dolo del responsable”.
 

4.2.    Daños Extrapatrimoniales (Daño Moral):
 

Como en el caso anterior, existe la posibilidad de reparación del Daño Moral, entendido como sufrimiento o padecimiento en la faz psí­quica, aní­mica o espiritual, tanto en el ORDEN CONTRACTUAL cuanto en la orbita EXTRACONTRACTUAL.
Artí­culo 522: “En los casos de indemnización por responsabilidad contractual el juez podra condenar al responsable a la reparación del agravio moral que hubiere causado, de acuerdo con la ìndole del hecho generador de la responsabilidad y circunstancias del caso”
 

Como en el EXTRACONTRACTUAL (Delitos o Cuasidelitos).
Artí­culo 1078: La obligación de resarcir el daño causado por los actos ilí­citos comprende, además de la indemnización de perdidas e intereses, la reparación del agravio moral ocasionado a la ví­ctima. La acción por indemnización del daño moral solo competerá al damnificado directo; si del hecho hubiere resultado la muerte de la victima, únicamente tendrán acción los herederos forzosos.”
 

5.       Autor o Responsable del Daño:
Decí­amos que estamos frente a un hecho humano y en consecuencia la ley pretende que se den ciertos presupuestos tales como la VOLUNTAD, la INTENCIONALIDAD, la APTITUD, el DISCERNIMIENTO y otros requisitos.-
 

Artí­culo 897: “Los hecho humanos son voluntarios o involuntarios. Los hechos se juzgan voluntarios, si son ejecutados con discernimiento, intención y libertad”.
 

Artí­culo 898: “Los hechos voluntarios son lí­citos o ilí­citos. Son actos lí­citos las acciones voluntarias no prohibidas por la ley, de que puede resultar alguna adquisición, modificación o extinción de derechos”.
 

Adviértase que si carece el acto de tales elementos, NO PUEDE DAR LUGAR A OBLIGACIí“N (aunque en el caso concreto podrá tocar responder al padre, guarda, tutor, curador, instituto a cargo, etc.)
 

Artí­culo 900: “Los hechos que fueren ejecutados sin discernimiento, intención y libertad, no producen por sí­ obligación alguna”.
 

Artí­culo 921: “Los actos serán reputados hechos sin discernimiento, si fueren actos lìcitos practicados por menores impúberes, o actos ilicitos por menores de diez años; como también los actos de los dementes que no fuesen practicados en intervalos lúcidos, y los practicados por lo que, por cualquier accidente, estan sin uso de razón”.
 

Artí­culo 922: “Los actos serán reputados practicados sin intención, cuando fueren hechos por ignorancia o error, y aquellos que se ejecutaren por fuerza o intimidación”.-
 

Artí­culo 1070: “No se reputa involuntario el acto ilí­cito practicado por dementes en lúcidos intervalos aunque ellos hubiesen sido declarados tales en juicio; ni los practicados en estado de embriaguez, si no se probare que ésta fue involuntaria.-
 

Artí­culo 1076: “ Para que el acto se repute delito, es necesario que sea el resultado de una libre determinación de parte del autor, El demente y el menor de diez años no son responsables de los perjuicios que causaren”.
 

6.       Fundamentos de la Responsabilidad.
 

Como ya adelantáramos, la RESPONSABILIDAD (y consecuente obligación de indemnizar) tiene su fundamento en el DOLO, la CULPA (tanto en la ORBITA CONTRACTUAL, como EXTRACONTRACTUAL) y más modernamente en la TEORIA DEL RIESGO.
 

Artí­culo 1067: “No habrá acto ilí­cito punible para los efectos de este código, si no hubiese daño causado, y otro acto exterior que lo pueda causar, y sin que a sus agentes se les pueda imputar dolo, culpa o negligencia”.
 

6.1 Dolo:
Es el actuar humano CONCIENTE, VOLUNTARIO, LIBRE hecho con APTITUD y DISCERNIMIENTO.-
 

Puede consistir en acciones u omisiones:
Artí­culo 931: “Acción dolosa para conseguir la ejecución de un acto, es toda aserción de lo que es falso o disimulación de lo verdadero, cualquier artificio, astucia o maquinación que se emplee con ese fin”.
 

Artí­culo 933: “La omisión dolosa causa los mismos efectos que la acción dolosa, cuando el acto no se hubiera realizado sin la reticencia y ocultación dolosa”.
 

Artí­culo 1073: “El delito puede ser un hecho negativo o de omisión, o un hecho positivo”.
 

6.2. Culpa:
 En este caso estamos frente a situaciones basadas en la ejecución o no ejecución de actos que debieron realizarse o no, actuando con previsión, cuidado y advertencia.
 

Artí­culo 512: “La culpa del deudor en el cumplimiento de la obligación consiste en la omisión de aquellas diligencias que exigiere la naturaleza de la obligación, y que correspondiesen a las circunstancias de las personas, tiempo y lugar”.
 

6.3. Teorí­a del Riesgo:
El desarrollo y cada vez mayor complejidad de la sociedad humana, ha incorporado innumerable cantidad de elementos de cierto riesgo en contacto cotidiano.
Citemos entre los principales, los automotores, y la maquinaria en general, ambos fuente indudable de riesgo.
 

Aquí­ el derecho no atiende a la existencia o no de actos ilí­citos basados en CULPA O DOLO, sino al RIESGO potencial de las COSAS, por las que el dueño o guardián deben responder en virtud del principio de CUSTODIA, GUARDIA, VIGILANCIA, PREVISIí“N.-
 

Alguna doctrina ha intentado dividir los objetos entre “riesgosos” y “no riesgosos”, sin embargo las mas modernas consideraciones apuntan a analizar el caso concreto (o RIESGO DE LA COSA), toda vez que:
 

SILLA à NO RIESGOSA à CON CLAVO EN EL ASIENTO à RIESGOSA
 

PISTOLA à RIESGOSA à SIN BALAS à NO RIESGOSA
 

Esta teorí­a es receptada en el art. 1113 –ver arriba- y establece que se extiende tanto al dueño como al guardián, por las cosas de que se sirve (uso) o por el que se cause (con) la cosa.
 

Solo admite excusar la responsabilidad si no hubo culpa de su parte (lo que debe probar –inversión de la carga de la prueba-), mas si el daño se debe al Riesgo o Vicio de la Cosa, solo se exime probando que la culpa la tuvo la victima (un suicida que se arroja bajo el camión) o un Tercero por el que no deba responder (Ej. un ladrón que roba el auto).-
 

Adviértase que un vehí­culo en movimiento o una máquina de rayos “x” se presumen como Cosas Riesgosas, pero también lo puede ser un paraguas.-
 

No importa como es la cosa, sino “como” se produjo el daño, qué fue lo que lo causó –a fin de determinar el papel de la cosa.-
 

En nuestra legislación se receptan principios de “Responsabilidad Objetiva”.-
 

7.       Relación de Causalidad:
 

Es necesario que entre la acción u omisión y el daño de que se trate medie una adecuada “relación de causalidad” (causa-efecto-)
 

Muchas teorí­as se han esbozado para evaluar el alcance de cada causa, sin embargo se acepta mayoritariamente el criterio de “causalidad Adecuada” que se basa en analizar el conjunto de factores o circunstancias que influyeron y determinaron la causación del daño.-
 

Debe advertirse que entre la CAUSA y el EFECTO, median las CONDICIONES y la OPORTUNIDAD. En muchos casos intervienen CONCAUSAS.-
 

CAUSA à CONDICIí“N à OPORTUNIDAD à EFECTO
 

La relación causal puede desaparecer en los casos de hechos Fortuitos.-
 

Art. 514: “Caso fortuito es el que no ha podido preverse, o que previsto, no ha podido evitarse”
 

8.       Indemnización Integral:
 

El Daño debe ser reparado Integralmente.
Art. 1083: El resarcimiento de daños consistirá en la reposición de las cosas a su estado anterior, excepto si fuera imposible, en cuyo caso la indemnización se fijará en dinero. También podrá el damnificado optar por la indemnización en dinero”.
 

En la Orbita Contractual >> Ver Art. 519, 522
 

Art. 520: “En el resarcimiento de los daños e intereses solo se comprenderán los que fuesen consecuencia inmediata y necesaria de la falta de cumplimiento de la obligación.”
 

Art. 521: “Si la inejecución de la obligación fuese maliciosa los daños e intereses comprenderán también las consecuencias mediatas (texto ordenado ley 17.711).-
 

En tanto que en la Orbita Extracontractual:
>> Ver Art. 1068, 1069, 1078
 

Art. 901: “Las consecuencias de un hecho que acostumbra suceder, según el curso natural y ordinario de las cosas, se llaman en este Código consecuencias inmediatas. Las consecuencias que resultan solamente de la conexión de un hecho con un acontecimiento distinto, se llaman consecuencias mediatas. Las consecuencias mediatas que no pueden preverse, se llaman consecuencias casuales.”
 

Art. 903: “Las consecuencias inmediatas de los hechos libres, son imputables al autor de ellos.”
 

Art. 904: “ Las consecuencias mediatas son también imputables al autor del hecho, cuando las hubiere previsto, y empleando la debida atención y conocimiento de la cosa, haya podido preverlas.”
 

Art. 905: “  Las consecuencia puramente casuales no son imputables al autor del hecho, sino cuando debieron resultar, según las miras que tuvo al ejecutar el hecho.”
 

Art. 906: “En ningún caso son imputables las consecuencias remotas, que no tienen con el hecho ilí­cito nexo adecuado de causalidad.” (texto ordenado ley 17.711)
 

Esta reparación dentro de los lí­mites vistos, incluye:
 

DAÑO EMERGENTE …. Daño Material sufrido
LUCRO CESANTE ……. Ganancia No Percibida
INTERESES ……………. Costo Financiero
DAÑO MORAL ………… Por sufrimiento
 

9.       Prescripción:
 

La posibilidad de ejercer un reclamo se agota vencido el plazo que la ley otorga para ello.
 

La finalidad perseguida es brindar un mecanismo de seguridad para los deudores. Vencido el plazo máximo de la ley, nada podrá reclamárseles y dispondrán del bien libremente, para lo cual se deberá oponer la prescripción como defensa de en la primera oportunidad.
 

Art. 3947: “Los derechos reales y personales se adquieren y se pierden por la prescripción. La prescripción es un medio de adquirir un derecho, o libertarse de una obligación por el transcurso del tiempo”.
 

En las relaciones Contractuales, el plazo previsto es de DIEZ AÑOS.-
 

Art. 4023: “Toda acción personal por duda exigible se prescribe por diez alos, salvo disposición especial. Igual plazo regirá para interponer la acción de nulidad, trátese de actos nulos o anulables, si no estuviere previsto un plazo menor”.
 

En las relaciones Extracontractuales el plazo es de DOS AÑOS.-
 

Art. 4037: “Prescrí­bese por dos años, la acción por responsabilidad civil extracontractual (texto ordenado ley 17.711)
La diferencia encuentra fundamento en la circunstancia de dotar a las relaciones interpersonales (contractuales) del suficiente margen de acción.
 

En tanto que se aumentó el principio de certeza –con un plazo menor- para aquellas relaciones en las que las partes, ningún respeto o consideración se deben, asumiendo que son desconocidos a los que el azar de un evento dañoso los ha reunido.-
 

Estudio Jurí­dico López Villagra & Cí­a
www.lopezvillagra.com.ar

[volver]


© Copyright Estudio Jurídico Lopez Villagra, Mangiante & Cía. 2012
Todos los derechos reservados



Con CuentaDigital.com cobre con PagoFacil RapiPago y BaproPagos